Prolimatech ha anunciado la introducción en el mercado de dos compuestos térmicos, el PK-2 y el PK-3. El PK-2 está basada en un compuesto térmico de aluminio en forma de pasta suave fácil de aplicar, en parte debido a su baja viscosidad, que permite al usuario aplicar la capa más delgada posible mientras que todavía ofrece un gran rendimiento. La pasta no es ni conductora de la electricidad ni corrosiva, convirtiéndola en una opción atractiva para los que desean la facilidad de uso sin sacrificar rendimiento.



Por otro lado, el PK-3 está diseñado para los usuarios más exigentes gracias a nanopartículas que ayudan a rellenar los huecos microscópicos, eliminando el problema de aislamiento térmico causado por pequeñas burbujas de aire. Esto consigue aumentar la transferencia de calor, y por ende, mejorar el rendimiento de la refrigeración.




fuente