Se espera que en el tercer trimestre de este año, Intel actualice su cartera de unidades de estado sólido empresariales con dos nuevas soluciones de la serie 700, que ofrecerán a los usuarios un mejor rendimiento, así como mayor confiabilidad.

Las especificaciones de estas futuras unidades fueron filtradas recientemente en línea.




El primero de los dos modelos de SSD en llegar al mercado pretende continuar el camino de las unidades X25-E y estarán disponibles en formato de 2,5 pulgadas.

Al principio, Intel sólo presentará dos unidades de la serie 710, un modelo de 100 GB y uno de 200 GB. Las dos SSDs usarán un controlador SATA de 3Gbps que será emparejado con una memoria DRAM caché de 64 MB.

Las unidades tendrán la capacidad de alcanzar velocidades secuenciales de lectura/grabación de 270 MB/s y 210 MB/s respectivamente, mientras que el rendimiento aleatorio de lectura/grabación 4k fue establecido a 36 K/2.4K IOPS (operaciones de entrada/salida por segundo).

Aunque estas velocidades no ofrecen una mejora enorme sobre aquellas alcanzadas por las unidades X25-E, las SSDs de la serie 710 utilizan celdas MLC NAND Flash, que deberían hacerlas menos costosas en comparación con sus predecesoras. Además, estas nuevas unidades contarán con cifrado de hardware AES de 128 bits.

Los usuarios que desean más velocidad podrán optar por las SSDs Ramsdale 720, las primeras en utilizar la interfaz PCI Express.

Estas unidades estarán disponibles en versiones de 200 GB y 400 GB, estarán construidas a través de celdas SLC NAND Flash de 34nm, incluirán memorias caché de 512 MB y también contarán con cifrado AES de 256 bits.

El rendimiento secuencial de lectura/grabación es de 200 MB/s y 1.800MB/s respectivamente, mientras que las velocidades aleatorias de las SSDs Ramsdale serán de 180 K/56K IOPS para lectura/grabación, respectivamente.

Las unidades Ramsdale también recibieron un impulso impresionante en la resistencia e Intel afirma que estas SSDs deberían poder realizar hasta 36PB de grabaciones aleatorias de 8K, dependiendo del modelo elegido.

Ambos modelos (710 y 720) ofrecen soporte para la tecnología Power Safe Write Cache de Intel que protege las unidades contra los apagones.

Según las informaciones proporcionadas por ComputerBase, las muestras de la SSD de la serie 710 estarán listas en junio y la producción en masa comenzará en julio. Todavía no se conoce la fecha exacta de lanzamiento de las SSDs Ramsdale, pero si todo irá según lo previsto, estos modelos también deberían llegar en el cuarto trimestre de 2011.

Fuente