Advanced Micro Devices finalmente lanzó sus unidades de procesamiento acelerado Llano de la serie A, diseñadas para ordenadores de sobremesa y portátiles.

En los últimos meses no aparecieron demasiadas informaciones acerca de la serie de procesadores Llano con gráficos integrados, pero ahora los misterios que quedaron por resolver han sido revelados, ya que la compañía de Sunnyvale, California, ha realizado el lanzamiento oficial.

Los núcleos son más o menos idénticos, en cuanto al rendimiento, a los que fueron integrados en las CPUs existentes de AMD, mientras que las GPU integradas son, evidentemente, compatibles con los gráficos DirectX 11.

De hecho, los recién llegados prometen ofrecer mejor rendimiento gráfico, mientras que también mantendrán el mínimo consumo de energía posible, por lo que los portátiles en los que serán integrados tendrán una autonomía de más de 10,5 horas con una sola carga de batería.

"La duración de la batería de los portátiles que usarán las nuevas APUs de AMD sorprenderá a muchos consumidores y clientes comerciales", afirma Chris Cloran, el vicepresidente y administrador general en la división de clientes de AMD.

"Además, el rendimiento similar a aquello ofrecido por un superordenador proporcionará a los usuarios algunas capacidades revolucionarias, como por ejemplo la posibilidad de eliminar en tiempo real esas trepidaciones de imagen y las variaciones de retardo de los vídeos", añadió el representante de la empresa.
Las APUs Llano están construidas a través del proceso de fabricación de 32nm y serán integradas en más de 150 ordenadores de sobremesa y portátiles, este último segmento siendo el más numeroso. Algunos de estos sistemas deberían comenzar a aparecer a partir de este mes (junio de 2011).

Las unidades de doble núcleo y de núcleo cuádruple funcionan a frecuencias de entre 2,3 GHz y 2,6 GHz, tienen memorias caché de 2 MB o 4 MB e incluyen gráficos que forman parte de las series HD 6400, 6500 o 6600. Su consumo de energía es de entre 35W y 45W.

Fuente