Corsair acaba de anunciar que ha identificado varios problemas de hardware que afectan la estabilidad de su SSD de alto rendimiento Force 3, por lo que la empresa ha retirado todas las unidades afectadas y va a reemplazarlas gratuitamente.

Según el servicio al cliente de Corsair, estos problemas van desde errores de detección de BSODs y BIOS a bloqueos aleatorios y fallos RAID.



Las unidades sólo pueden repararse mediante la sustitución de la placa de circuito impreso y del firmware, pero los usuarios deben saber la versión de 240 GB de la unidad de estado sólido no se ve afectada por estas cuestiones.

Corsair describe todos los problemas de la SSD Force 3 en un correo electrónico enviado hoy a la publicación Legit Review:

"Durante los últimos días, hemos encontrado algunas cuestiones relacionadas con la estabilidad de nuestra SSD lanzada recientemente, Force 3 de 120 GB (con número de pieza CSSD-F120GB3-BK).

"Nuestra revisión identificó que un porcentaje significativo de estas unidades no funcionan normalmente. La solución requerirá cambios en el firmware de la unidad de estado sólido y en los componentes de hardware del dispositivo”.

"Hemos trabajado estrechamente con nuestros socios para determinar las causas, pero de momento sólo hemos encontrado una. Estoy seguro de que los usuarios tendrán preguntas acerca de este acontecimiento, pero sólo podemos decir que nuestras pruebas de producción no han capturado esta combinación de problemas e implementaron varias acciones correctivas”.

"Esto ha pasado por nuestra culpa, nuestras pruebas de producción no detectaron la cuestión antes de que las unidades fueran enviadas a los consumidores y asumimos la responsabilidad completa, por lo que pedimos a los usuarios que devuelvan sus productos a cambio de unas versiones actualizadas”.
Los clientes que compraron una unidad Force-3 basada en el controlador SandForce deben seguir las instrucciones que se han publicado en los foros de Corsair (aquí) si quieren obtener un reemplazo.

Fuente