Poco después de que Nvidia lanzara oficialmente su tarjeta gráfica GTX 560, EVGA ha enviado un comunicado de prensa para anunciar la llegada de nada menos que cuatro soluciones basadas en dicha GPU, incluyendo un modelo sobrerelojeado que cuenta con un búfer de vídeo de 2 GB.

La primera tarjeta gráfica incluida en la colección de EVGA es una versión de referencia de la placa GTX 560.



Este modelo integra el mismo refrigerador empleado en la construcción de las placas GTX 460 y GTX 550 Ti y sigue de cerca las especificaciones utilizadas por Nvidia, ya que su núcleo se desplaza a 810 MHz y la memoria funciona a 1.002 MHz.

La próxima en línea es la tarjeta EVGA GeForce GTX 560 Superclocked, que utiliza el mismo sistema de refrigeración que el modelo anterior, pero esta vez se trata de una versión sobrerelojeada.

Por lo tanto, la GPU alcanza ahora 850 MHz, mientras que el búfer de vídeo de 1 GB opera a 1.026 MHz.

Las mismas frecuencias de reloj se usan también en el segundo modelo Superclocked incluido en el arsenal de EVGA, pero esta versión presenta un nuevo sistema de refrigeración.

Finalmente, el cuarto modelo lanzado por la empresa se llama GTX 560 Superclocked 2.048MB y, como su nombre también lo indica, se trata de una tarjeta con memoria de 2 GB y con una frecuencia mayor que la GPU de referencia (850 MHz).

La placa GTX 560 se basa en el núcleo GF114 y empaqueta 336 procesadores de secuencia, 56 unidades de textura, 32 unidades ROP, así como un bus ampliado de 256 bits, que puede conectarse a un búfer de vídeo de 1 GB o 2 GB.

NVIDIA ha diseñado su placa GTX 560 para permitir a sus usuarios jugar a juegos modernos a una resolución de 1920 x 1080 píxeles y su precio medio de referencia es de 200 dólares.

De las cuatro tarjetas gráficas lanzadas hoy por EVGA, sólo el modelo Superclocked 2048 MB tiene un precio mayor que el de referencia, ya que está disponible por 249,99 dólares.

Fuente